Galones de atrezo

Parece que a Sánchez ya no le sobran los militares, al menos cuando no coquetea con sus socios separatistas catalanes

Ignacio Camacho
Actualizado:

Cuando Pedro Sánchez dijo que le gustaría suprimir el Ministerio de Defensa, Margarita Robles no era militante del PSOE aunque ya había trabajado en el Gobierno de Felipe González. Hoy, el presidente que rinde homenaje a ese Ministerio que quería cargarse lo ha ocupado por la puerta de atrás, a través de la propia Robles, porque no le daban los votos para hacerlo por la de delante. Y ahora ya parece que no le disgustan o no le «sobran» tanto los militares, al menos en los días en que no coquetea con las veleidades de sus socios separatistas catalanes. Siempre podrá alegar que en la fecha en que soltó aquella perla irresponsable sólo era el jefe de la oposición y

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho