Una raya en el agua

A fuego lento

Los separatistas sueñan con cocinar otro procés a fuego lento. Y esperan encontrar en Sánchez un nuevo Zapatero

Ignacio Camacho
Actualizado:

No por repetido resulta menos irritante el espectáculo de los diputados separatistas blasonando en el Congreso de su rol esencial en la gobernabilidad del Estado. De un Estado con el que quieren romper y cuyo orden jurídico y político -o sea, la Constitución- no sólo detestan y desafían sino que se permiten calificar de infrademocrático. Pero allí están ellos, disfrutando de la libertad que les concede ese raro aparato de opresión -además de otras prebendas más prosaicas- para por un lado denunciar su supuesto carácter autoritario y por el otro decidir quién debe gobernarlo. Sería ingenuo denunciar la contradicción de este cinismo tan propio de los nacionalistas, que ellos consideran simple sentido pragmático. Los viejos comunistas lo llamarían «entrismo», la

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho