Un filón inagotable

Actualizado:

Un pequeño aprendiz de brujo ha revolucionado el mercado editorial. Cuando se presuponía que todo estaba inventado, Joanne K. Rowling ha desmontado las teorías de marketing más eficaces. Ochenta millones de libros vendidos han reportado ya 4.000 millones de beneficio a su creadora. Sus editores se frotan las manos cada vez que ve la luz una nueva aventura de Harry Potter (y van sólo cuatro), un filón que parece no tener fin. Ayer, más de 70 librerías de toda España se sumaron a la harrypottermanía. A las 19,45 horas, miles de fans del mago de gafas redondas pudieron hacerse con un ejemplar del codiciado «Cáliz de fuego». Algún editor, rojo de envidia, tomaría buena nota de cómo se venden libros.