FASHION FICTION

Por Ignacio CAMACHO/
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«TODA la oposición parlamentaria en bloque cargó ayer contra las ministras del Gobierno Aznar y las presidentas del Congreso y el Senado tras la publicación en la prestigiosa revista femenina «Vogue» de un amplio reportaje en el que aparecen posando en el Palacio de la Moncloa, vestidas con lujosos modelos de los principales diseñadores internacionales de alta costura».

«Portavoces femeninas de los partidos de izquierda se lanzaron en tromba contra la iniciativa de las mujeres de mayor relevancia institucional en el PP, que calificaron de «frívola», «improcedente» y «atentatoria contra la dignidad de las mujeres españolas»».

«Especialmente dura se manifestó la diputada socialista María Teresa Fernández de la Vega, para quien el reportaje «es un insulto a la mayoría de las mujeres de este país, que no se ven reflejadas en ese ambiente de lujo y refinamiento, ni pueden costearse vestidos de diseño». La consejera andaluza de Economía, Magdalena Álvarez, calificó de «auténtico escándalo» el posado de las ministras, añadiendo que «es una muestra del concepto elitista del PP y de su visión de las mujeres como floreros y perchas de moda»».

«Fernández de la Vega expresó su «absoluta indignación» ante el hecho de que la sede de Presidencia del Gobierno haya sido utilizada para una iniciativa «que degrada la dignidad femenina, ofreciendo una imagen peyorativa y cosificada de la mujer. Ya sabemos -añadió- el verdadero papel que ocupan las mujeres en este Gobierno de la derecha: el de meros objetos decorativos para lucir vestiditos de última moda»».

«Por su parte, las dirigentes de Izquierda Unida Ángeles Maestro y Rosa Aguilar se mostraron igualmente disconformes con el reportaje de la revista, que consideran «una escandalosa provocación para la mayoría de las mujeres españolas, que tienen problemas para llegar a fin de mes y a duras penas pueden comprarse un vestido de rebajas debido a la política económica del PP, que fomenta la desigualdad y empobrece a las clases trabajadoras»».

«Los partidos de oposición, incluidos los grupos nacionalistas, han establecido contactos con colectivos feministas para llevar a cabo iniciativas de protesta, que con seguridad incluirán la presentación de iniciativas parlamentarias para que tanto Pilar del Castillo como Ana Pastor, Ana de Palacio y las propias presidentas del Congreso y del Senado, Luisa Fernanda Rudi y Esperanza Aguirre, se vean obligadas a dar explicaciones. Los socialistas estudian la posibilidad de entablar incluso acciones jurídicas por si, como explicó Fernández de la Vega, la utilización de La Moncloa como escenario de un reportaje publicitario de marcas comerciales pudiese suponer una figura de malversación de bienes públicos «con autorización del propio presidente Aznar», quien, según un portavoz del PSOE, asistió personalmente a la sesión fotográfica en compañía de su esposa, Ana Botella. Izquierda Unida preguntará a las representantes del Gobierno sobre el destino final de las prendas utilizadas, ante la eventualidad de que hayan podido acabar formando parte «del guardarropa privado de las ministras del PP»».

«La publicación del reportaje ha causado asimismo malestar en el propio partido del Gobierno, algunos de cuyos dirigentes consideran «inoportuna y desafortunada» la idea del posado, aunque en medios oficiosos del PP se asegura que la iniciativa trataba de apoyar el desarrollo de la moda española».

Nota del autor: Evidentemente, el texto anterior constituye un ejercicio de política-ficción cuya verosimilitud deberán juzgar los lectores... habida cuenta de que quienes en realidad han posado para «Vogue» en el Palacio de la Moncloa, ataviadas con modelos de alta costura internacional, han sido las ocho ministras del Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero.

icamacho@abc.es