Una raya en el agua

Factor de compensación

El PP y Cs se han salvado de un ERE político. Los partidos, como las empresas, sólo sobreviven si reparten beneficios

Ignacio Camacho
Actualizado:

En honor a la verdad es menester recordar que este cachondeo de los cambalaches piadosamente llamados pactos no es nuevo: acaba de cumplir cuarenta años. Fue en abril del 79 cuando la izquierda, escocida por la inesperada victoria de Suárez en marzo, tomó revancha arrebatando a UCD, ganadora de las inmediatas elecciones locales, los primeros ayuntamientos democráticos. Los legisladores de la Transición no previeron que su idea de trasladar a los municipios el mecanismo parlamentario acabaría convirtiéndose en un mercadeo de despachos. Desde entonces ha habido cuatro décadas para remediarlo pero el asunto no ha merecido nunca el interés de los partidos mayoritarios. Lo de ayer, por mucho que mueva a escándalo, no es más que el paroxismo de un

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho