Enfoque

El factor Boris

Merkel recibe a Johnson

Hughes .
Actualizado:

En una viñeta gráfica inglesa, el Brexit era visto esta semana como un naufragio. Pero no británico, sino europeo. La Unión Europea era un viejo barco que se acercaba a un maremoto y del que se alejaba en dirección contraria un bote con bandera británica. Remeros disciplinados huían en dirección al sol mientras el viejo bajel europeo se acercaba a lo desconocido rodeado de tiburones llamados «Corrección Política», enormes olas de inmigración y tornados de recesión, con unos burócratas bruselenses al timón y Merkel en el palo mayor pidiendo más inmigrantes.

Otra visión del Brexit (duro) menos divertida lo observa como un innegable riesgo múltiple para el Reino Unido: un perjuicio económico seguro, grietas internas en Irlanda del Norte y

Hughes .Hughes .Articulista de OpiniónHughes .