Era muy fácil

Nuevo regate de Sánchez en lugar de romper ya con Maduro

Luis Ventoso
Actualizado:

Sánchez, ese valiente que se bate a brazo partido contra el espectro de Franco, muerto hace 43 años, es incapaz de cortar rápido y rotundamente con la atrabiliaria y cruel dictadura de Nicolás Maduro. Ayer recurrió a otro rebuscado regate dialéctico para evitar reconocer al presidente provisional Juan Guaidó y romper así toda amarra con Maduro, cabeza visible de una narco dictadura que ha destrozado Venezuela. Sánchez, el supuesto líder «progresista» para «todas y todos», el rey del Falcon, el pensador que acude a Davos a arreglar el mundo -pero que se niega a explicar en el Senado sus cambalaches secretos con Torra-, resulta que no se atreve a condenar con claridad y energía a un tirano excéntrico e incompetente.

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso