El «estao»

Lo visto este fin de semana no era amor a un muerto de «Estao», sino culto al «Estao» mismo

Ignacio Ruiz-Quintano
Actualizado:

Estamos donde estábamos: bicicletas y culto al «Estao». Cada día más clementino (de Clemente Domínguez) y palmariano (de Palmar de Troya), pero culto, al fin.

-Desengáñese, Ridruejo: lo que los obreros necesitan es bicicletas, no sindicatos -contestó el General al poeta de «La Ballena Alegre» que le pedía eso, sindicatos.

Lo visto este fin de semana no era amor a un muerto de «Estao», sino culto al «Estao» mismo. Somos liberales porque nos lo manda el «Estao». Un obispo católico (¡la competencia!) quiere que el «Estao» pida perdón a Eta, «por propasarse», y el «Estao» lo hará en cuanto tenga un ratito.

Al actor James Woods lo han echado de Twitter porque su fundador, Jack Dorsey, que debe de tener

Ignacio Ruiz-QuintanoIgnacio Ruiz-QuintanoArticulista de OpiniónIgnacio Ruiz-Quintano