Españoles sin complejos

Venían a dar un sí rotundo a España, a la verdad, a la realidad, y un no rotundo a la mentira y el chantaje

José María Carrascal
Actualizado:

Bajo un mar de banderas agitadas por el vientecillo de febrero y un sol asomando entre las nubes a contemplar el espectáculo, una multitud abigarrada, decidida y sin complejos pidió que se le devuelva su patria. Los había de todas las edades, condiciones, clases sociales y procedencias, pues llegaban de los más distintos y distantes lugares. Algunos han dormido en el autobús, lo que no disminuía un ápice su entusiasmo. Había un brillo especial en sus ojos, al saber que este domingo era una fecha importante en la historia y deseaban participar de pleno en ella para poder contárselo a sus hijos y nietos o a sus padres y abuelos que, por las razones que fueran, habían tenido que quedarse

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal