¿Por qué les escuece España?

Ayer, la progresía mediática venía a afear al PP que repartiese banderas de España en la celebración de la Toma de Granada

Álvaro Martínez
Actualizado:

Como todos los 2 de enero, ayer se celebró la Toma de Granada, que además de ser fiesta mayor en la capital del Darro y el Genil conmemora la entrada de Isabel y Fernando en la ciudad en 1492, la capitulación de Boabdil, nombrado entonces señor de las Alpujarras, y un momento crucial para la historia de España que supuso el fin de la dominación árabe, que duraba casi ocho siglos. Naturalmente, buena parte de la izquierda de aquí lleva años intentando aguar la fiesta a los granadinos, calificando el festejo de «excluyente», «xenófobo», «sectario» o con otro montón de simplezas del manual del progre ibérico que, como el jamón de batalla, estos días se multiplican en la acequia digital,

Álvaro MartínezÁlvaro MartínezRedactor jefeÁlvaro Martínez