Escribir es copiar

Es increíble que los escritores no se hayan puesto en pie de guerra ante el insulto que nos ha proferido este señor

Francisco Robles
Actualizado:

Escribir en España ya no es llorar. Eso se quedó para los tiempos de Larra, aquel articulista que se creía lo que escribía, y al que le dolía España en el costado de su juventud perdida. Con apenas 28 años se quitó la vida delante de un espejo por esa tragedia nacional que la convirtió en íntima, fuera aparte el amor que no le correspondió Dolores Armijo y que lo dejó solo ante el peligro de su propia soledad. Escribir en España ya no es llorar, sino copiar el texto con la pamema de la intertextualidad que todo lo puede y todo lo justifica. Que se lo pregunten a ese presidente del Gobierno que se ha atrevido a publicar una

Francisco RoblesFrancisco RoblesArticulista de OpiniónFrancisco Robles