El contrapunto

Esclava bajo el sol

Gabriel Albiac
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Del horror, en la distancia, queda sólo ceniza narrativa. Un reflejo elemental de autodefensa lleva a la mente humana a trocar lo insoportable en relato o en leyenda que sucede en extraños mundos. Lejos. Y que aquí sería imposible. Así, contar lo que sucede en «otro sitio» nos sirve para taponar la sospecha -tan desasosegante- de que no hay horror que sea ajeno a un hombre. Aquí, igual que en cualquier sitio.

Múnich está siendo estos días el lugar del juicio. Jennifer Wenisch, 27 años, alemana. En 2014 huyó a Irak para enrolarse en el combate de Estado Islámico. En 2015 se integró en las patrullas armadas que velaban por la «moral y las costumbres»: en Faluya primero, después en

Gabriel AlbiacGabriel AlbiacArticulista de OpiniónGabriel Albiac