Esas cosas

Hughes .
Actualizado:

Con el auge del nuevo feminismo, una forma de prosperar es señalar machismos. Aunque no recuerdo que nadie indicara el sospechoso énfasis que ponemos en la enemistad entre Soraya y Cospedal. Su rivalidad era distinta a la que pueden tener dos hombres, como si fueran dos enemigas psíquicas de culebrón. El antagonismo político sólo parecía alcanzar el más alto grado de inquina con ellas dos. Quizás contribuyese el estilo Don Hilarión de Rajoy (quien, cabe insistir, se fue dejándonos a sus pelotas y a Pdr Sánchez).

Esa enemistad felina entre las dos se convirtió en un argumento recurrente. Ahora Cospedal abandona y Soraya Sáenz toma posesión de su cargo en el Consejo de Estado, recompensa del Gobierno por los «servicios

Hughes .Hughes .Articulista de OpiniónHughes .