Empresa y humanismo cristiano

«Arizmendiarrieta cuidó de que en las nuevas empresas se diera el respeto a la igual dignidad humana de todas las personas, así como la búsqueda del bien común»

Actualizado:

La acogida al modelo inclusivo participativo de empresa, aprobado por unanimidad en los parlamentos vasco y navarro, está siendo muy positiva en todos los foros en los que se presenta, pero quizá merezca especial mención el respaldo al mismo por el Dicasterio Vaticano para el Desarrollo Humano Integral. Ciertamente, no es una novedad la preocupación del Papa Francisco por los problemas sociales, lo que le lleva a estimular entre los cristianos iniciativas sobre posibles reformas del sistema económico para hacerlo más humano.

Aunque el respaldo vaticano al nuevo modelo de empresa ha sorprendido a algunos, no es, sin embargo, de extrañar, teniendo en cuenta que está inspirado en el documento «La vocación del líder empresarial», promovido precisamente por el antiguo

Juan Manuel SindeJuan Manuel Sinde