Tribuna abierta

El efecto Brasil en Iberoamérica

«La mayoría de los gobiernos democráticos de la región han recibido con beneplácito el resultado de las elecciones de Brasil»

Andrés Montero J.
Actualizado:

El contundente triunfo del derechista Jair Bolsonaro en las recientes elecciones presidenciales de Brasil, han dejado secuelas incurables en el «progresismo» latinoamericano. El PT o Partido de los Trabajadores, fundado en 1980 por Lula da Silva -hoy preso por corrupto- ha sufrido una derrota estrepitosa. Lo que naciera como una iniciativa de trabajadores y sindicalistas de izquierda, para instaurar el socialismo como base de organización de la sociedad en Brasil, se fue transformando con el tiempo en un nido de corruptos, traficantes de influencias y soñadores de proyectos imposibles. El PT gobernó Brasil ocho años con Lula da Silva y casi seis con Dilma Rousseff, quien fuera destituida por el Senado de su país por 62 votos contra veinte, por

Andrés Montero J.Andrés Montero J.