La educación de López Obrador

«Casi todos procuran llevarse con él para que no les quite lo suyo: no hay animal más cobarde que un millón de dólares»

Actualizado:

El presidente de México, conocido como AMLO, ha ingresado en un curso acelerado sobre los estragos del populismo y el estatismo. Para financiar el aumento de los programas redistributivos sin causar destrozos en la hacienda pública, AMLO se propuso combatir el robo de gasolina. Los impuestos a la gasolina son una fuente clave de recaudación para él. Su Gobierno preveía un aumento de los ingresos provenientes del combustible para financiar parcialmente su emoción social; por tanto, había que acabar con el «huachicoleo», como llaman allí al hurto de gasolina, unos diez millones de dólares por día. ¿Qué hizo? Cerró algunos ductos que distribuyen el combustible y los reemplazó por camiones cisternas protegidos por militares (al igual que las instalaciones de

Álvaro Vargas LlosaÁlvaro Vargas Llosa