Los Duques de Lugo anuncian su divorcio de mutuo acuerdo

Actualizado:

Tras dos años de reflexión, ayer se hizo público el divorcio de Su Alteza Real la Infanta Doña Elena y de Jaime de Marichalar. Según la información hecha pública por sus respectivos abogados, ambos «mantienen una fluida interlocución en todo lo referente al interés común de sus hijos» y «testimonian el afecto y consideración que por Don Jaime siente la Familia de Su Alteza Real la Infanta, como ha sido así a lo largo de estos dos últimos años». El matrimonio, que llevará a cabo su divorcio «de mutuo y común acuerdo», se casó en la catedral de Sevilla el 18 de marzo de 1995 y tienen dos hijos, Felipe, de 11 años, y Victoria Federica de 9. El 13 de noviembre de 2007 anunciaron el «cese temporal de la convivencia» del matrimonio. A raíz de su separación, Jaime de Marichalar permaneció en el que había sido el domicilio conyugal, en el barrio de Salamanca madrileño, mientras que Doña Elena se trasladó a una nueva residencia junto a sus dos hijos. Desde entonces, Jaime de Marichalar se ha encontrado en algunos actos públicos con Sus Majestades los Reyes, que siempre se han mostrado muy cariñosos con el padre de sus nietos. El divorcio hecho oficial ayer hará que Jaime de Marichalar deba dejar de emplear el título de Duque de Lugo que Su Majestad el Rey creó para la Infanta Doña Elena con motivo de su matrimonio, y que él ostentaba sólo en su calidad de consorte. -España