Dumbo

Como Dumbo aprendía no tropezar con mis orejotas pero lo que se rompió no pude nunca volver a juntarlo

Salvador Sostres
Actualizado:

Solo en el cine, toda la sala para mí. Dumbo. Me disparaste de niño y sé que me volverás a herir pero quiero saber lo que Tim Burton ha hecho de ti. Justo cuando la película empieza, recibo dos llamadas, y hasta tres, de un primo que sólo me llama por lo de mi padre. Temo que se haya producido el desenlace y lo doy por sentado cuando también me llama mi hermana. Pero tengo la extraña reacción de apagar el iPhone y me sumerjo en la película como si Dumbo pudiera acompañarme en la muerte de mi padre. Hago inventario de los primeros años -papi estaba y no estaba- y también los años en que ya dejé de hablarle.

Salvador SostresSalvador SostresArticulista de OpiniónSalvador Sostres