Duelo de egos

Con o sin pacto será imposible olvidar el espectáculo de narcisismo fatuo y las procaces ofertas de reparto de cargos

Ignacio Camacho
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

No, no hay pronóstico. Es decir, existe una acumulación de indicios que sostiene el vaticinio general de repetición de elecciones, pero esa conjetura casi categórica parece descartar el margen de error necesario cuando la decisión última depende de dos políticos tan superficiales, trileros y mendaces como Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. El estado de opinión mayoritario atiende a una lógica razonable derivada de la observación del teatro político de operaciones, pero olvida el hecho esencial de que para los dos protagonistas de la negociación (?) todo lo que ha sucedido hasta ahora no es más que el tiempo-basura, el prólogo propagandístico del verdadero desenlace. En estos meses, ambos se han dedicado a construir, a base de amagos, amenazas y filtraciones,

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho