Los pactos postelectorales

Al «doctor victoria» le faltan dedos

Álvaro Martínez
Actualizado:

«Con Rivera no, con Rivera no», le gritaban a un por entonces sonriente Sánchez los seguidores que se arremolinaban eufóricos frente al balcón levantado en Ferraz para celebrar la «gran victoria del 28-A», que luego, visto lo visto, ha ido menguando drásticamente su dimensión real cuando el ganador se ha puesto a echar cuentas con las manos y le faltaban dedos. Y como «con Rivera no, con Rivera no», el «doctor victoria» se ha puesto a hablar con Podemos, o más bien con lo que Galapagar ha dejado de Podemos, y se ha dado cuenta de que todo vuelve a depender de los costaleros que le llevaron hace un año a La Moncloa, ese nutrido grupo de auténticos fans de

Álvaro MartínezÁlvaro MartínezRedactor jefeÁlvaro Martínez