Álvaro Vargas Llosa - Algo trae el potomac

Dictadura de los biempensantes

Lo más deprimente del asalto a la libertad de expresión de los políticamente correctos es que no nace de regímenes autoritarios sino en sociedades libres

Álvaro Vargas Llosa
Actualizado:

Me pregunto qué pasará con las viejas costumbres estadounidenses en la era de la corrección política, Estado policial en que minorías histéricas cuadriculan la conducta y pensamiento de los demás, pretendiendo desindividualizar los gustos, las preferencias y la personalidad de la gente para amoldarla al dogma biempensante de moda. Me refiero al asalto contra ciertas expresiones que con el tiempo fueron atrapando en el lenguaje cotidiano algo del «genio» (en el sentido clásico) del pueblo norteamericano y hoy se consideran ofensivas.

Para piropear a una chica existía la expresión «luces como un millón de dólares» («you look like a million bucks»). En estos tiempos, la lisonja puede recibir una bofetada por respuesta porque suena a meretriz cara, no a declaración

Álvaro Vargas LlosaÁlvaro Vargas LlosaColaboradorÁlvaro Vargas Llosa