Luz de cruce

Diagnóstico: estrés del sistema

«Burnout», síndrome del quemado. El estrés electoral ha provocado que la sociedad española reciba con una sacudida de cólera, hartazgo y desconfianza lo que debería ser un ejercicio de participación democrática

Ignacio Camacho
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

España está enferma de estrés electoral. La convocatoria de las cuartas elecciones generales en cuatro años, más los correspondientes ciclos de municipales y autonómicas, ha provocado en la sociedad una tensa sensación de hartazgo. Burnout, abrasión emocional, el «síndrome del quemado». El fracaso de las negociaciones de investidura de este verano, a pesar de existir varias posibilidades de conformación de mayorías, empuja a muchos ciudadanos a pensar que los políticos les han transferido sus propias responsabilidades y crea una patente e inquietante atmósfera de desafección y de desconfianza en la clase dirigente y en la política misma. De esta manera, lo que debería ser un saludable ejercicio de participación democrática ha sido recibido con una reacción colérica generalizada en la

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho