La Tercera

¡Desterrados y decididores!

«Fue completamente irrealizable… que los seres creativos que inmerecidamente me rodearon pudieran decidir la norma y el ritmo. Y aún más irrealizable... que lo que ellos me regalaron lo que está en mi nido conservado desde el primer día del destierro, pueda interesar a los que hoy y ayer deciden»

Actualizado:

No fue nada irrealizable… y sin mérito alguno ver a menudo a Andy Warhol (allá o aquí ) ¿sin que los más se dieran cuenta de que era Andy Warhol?No fue nada irrealizable… tratar a Jack Kerouac, a Jean-Michel Basquiat, a Tom O’Horgan, a Allen Ginsberg… siguiendo los consejos que me prodigó -sin conocer a ninguno- la inolvidable Madre Mercedes.

No fue nada irrealizable… preguntar en la calle 14 de NY a un policía en 1959 si su comisario me permitiría ponerle las esposas a una vanguardista bailarina que quería lucirlas.

No fue nada irrealizable… que al poeta Arroyo (co-fundador del «postismo» y enfermero) el cirujano le confiara mantener mi corazón en el Hôpital Foch.

No fue nada irrealizable… que