Una raya en el agua

Derechas: feminismo plural

El progresismo sedicente está desacostumbrado a que la derecha defienda sus ideas con convicción, talento y contundencia

Ignacio Camacho
Actualizado:

Va a ser interesante el pulso de portavoces de la oposición entre Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas, que el jueves cruzaron con éxito ante (contra) Carmen Calvo sus primeras armas. Hay ciertas cualidades políticas que aún deben pulir ambas -a la de C´s le falta profundidad y la del PP tiende a parecer glacial, displicente o lejana- pero reúnen condiciones sobradas para brillar como estrellas parlamentarias; Arrimadas, de hecho, ya demostró las suyas en un complicado papel en la escena catalana, aunque acabase dejando huérfanos de liderazgo a sus votantes con su marcha. Son inteligentes, telegénicas, tienen el punto justo de dureza y de audacia y conocen el poder magnético, restallante y si es preciso agresivo de la

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho