Postales

¡Derecha, ar!

Sánchez se ha olido que su idea de gobernar en solitario no lleva a ninguna parte y ha cambiado de plan

José María Carrascal
Actualizado:

¿Cuál es la mejor prueba que Pedro Sánchez puede ofrecer a empresarios, banca, inversores internacionales, pequeño ahorrador, el bloque conservador en suma, de que no va a derogar la reforma laboral, de que sus ahorros estarán seguros, de que no habrá sustos en su próximo mandato? Pues romper con Podemos. Que es lo que ha hecho. Aprovechó que Iglesias había calificado de «idiotez» su oferta de «ministerios técnicos» en su gobierno para calificar de «mascarada» la consulta de éste a su militancia sobre tal oferta y cortó toda negociación sobre el asunto, sin siquiera la carta «Querido Pablo…» de los novios que rompen, para ponerse a buscar otro nuevo.

Se veía venir. Por incompatibilidad no sólo personal, sino también política.

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal