Vidas ejemplares

Denme de baja

¿Por qué hemos de sostener una televisión que blanquea a Otegui?

Luis Ventoso
Actualizado:

Los veteranos lo recuerdan perfectamente. Durante el franquismo existían en España periódicos del Estado, la Prensa del Movimiento. Si hoy se intentasen crear unos diarios propiedad del Gobierno nos parecería un mal chiste, un anacronismo antidemocrático intolerable. El servicio a los lectores de prensa lo cubre perfectamente la oferta privada, con cabeceras de distintas sensibilidades. Sin embargo, aquello que en prensa consideraríamos inadmisible continúa vivo en radio y televisión, donde perduran las cadenas estatales. Su existencia siempre acaba provocando perturbaciones en el correcto funcionamiento de la democracia, pues indefectiblemente reman a favor del Gobierno de turno, dañando el juego limpio electoral (tal presión tendenciosa se exacerba en las cadenas autonómicas, pues todas, de Canal Sur a TVG, pasando por la

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso