Daño a España

A Sánchez le importa la independencia de Cataluña tanto como la unidad de España, un carajo

Hermann Tertsch
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dice el Gobierno de España, por boca de la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, que no es posible imponer las leyes a minorías que las rechazan. «Imponer el marco constitucional a quienes lo rechazan no es la solución». Ella no se refiere, aunque pudiera parecerlo, a que no puede imponerse la ley a una manada de violadores, no. Ni a una banda de asaltantes de bancos. A esos, sí. Batet también es partidaria de imponerles la ley a miles de familias que quieren que sus hijos estudien en español en España, también en una región como Cataluña. De obligarles a acatar la ley aunque sea tan injusta como el rodillo antiespañol en la educación y la

Hermann TertschHermann TertschArticulista de OpiniónHermann Tertsch