Las cuitas del señor Northam

Matar a ochomesinos ya no es tan grave como una broma facha

Hermann Tertsch
Actualizado:

Les voy a presentar a un personaje de un remoto escenario político del que probablemente nunca habrán oído hablar ni volverán a hacerlo. Pero merece la pena. Porque las cuitas del gobernador del estado de Virginia, Ralph Northam, del Partido Demócrata, son bastante definitorias de los dilemas que nos aquejan a todos en el mundo occidental. A Northam, médico, militar y político, le están pidiendo que dimita en su partido. Cada vez con más ahínco y vehemencia. Lo curioso, lo gracioso, lo terrible, lo monstruoso, es por qué se lo piden. No le piden que dimita por su intervención televisiva en la que defendió el infanticidio. El gobernador y médico explicó con toda tranquilidad que al niño extraído de embarazos

Hermann TertschHermann TertschArticulista de OpiniónHermann Tertsch