Las cuentas echadas

Investidura Frankenstein o elecciones: Sánchez nunca ha contemplado otros caminos desde la misma noche del escrutinio

Ignacio Camacho
Actualizado:

Cuando todo esto acabe -«esto» es la comedia de los pactos, el mercado negro de los votos- te darás cuenta de que el final será el que estaba previsto desde el principio. Que los partidos, y en especial el PSOE, tenían tomadas sus decisiones en la noche del escrutinio, puede que incluso antes, y que durante estas semanas o meses sólo han pretendido encontrar el modo de justificarse a sí mismos. Desde que la política se convirtió en un asunto de marketing, la teoría de los marcos mentales se ha desarrollado hasta extremos paroxísticos, trasladándose desde la lógica disputa por las ideas dominantes a la de un combate entre consignas y argumentos nimios: que si tú no me apoyas, que

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho