Proteger las instituciones

Cuando empezaste a gatear

Salvador Sostres
Actualizado:

Cuando mi hija empezó a gatear me pasé una hora tras ella tomando nota de dónde estaban los peligros de mi casa. Unos peligros que los padres primerizos somos incapaces de detectar con antelación pero a los que los bebés pertinazmente acuden, como si se sintieran atraídos por ellos.

Cuando la democracia empezó a gatear en España, entre la muerte de Franco y la coronación del Rey Juan Carlos, lo hizo acomplejada por los 40 años, y los padres de la Constitución, con su mejor intención y generosidad, tomaban nota de cualquier «peligro» autoritario y nos convirtieron en uno de los Estados más garantistas de la Civilización. Por eso son unos desagradecidos, y unos ineptos, los que hablan del «cerrojo

Salvador SostresSalvador SostresArticulista de OpiniónSalvador Sostres