EDITORIAL ABC

Ni Constitución, ni castellano

ABC
Actualizado:

El nacionalismo tiene como objetivo de su política frente a España la quiebra de la ciudadanía y para lograrlo ataca los dos ejes de ésta: la legalidad constitucional y la unidad lingüística en torno al castellano. Despojado de una y otra, el concepto de ciudadano se diluye y se fortalecen las tácticas disgregadoras de los nacionalistas. Este diagnóstico no es alarmista, sino realista y baste recordar la fijación sistemática de los secesionistas con la marginación del castellano en las aulas, lo que suele ir acompañado de intoxicación política a los niños y jóvenes. El último informe del Defensor del Pueblo recoge cuarenta quejas por adoctrinamiento en los colegios y pide dejar fuera de los colegios estas actividades ideológicas. El problema

ABCABC