Conflictos normalizados

Jesús Lillo
Actualizado:

A Carmen Alba, candidata del PP al Ayuntamiento de Pamplona, le tocó ocupar la plaza de concejal que hace diez años dejó vacante Tomás Caballero, al que unos pistoleros de ETA mataron a tiros cuando salía de su domicilio. Junto a Pablo Casado y la presidenta regional de su partido, Alba acudió ayer a rendir homenaje a las víctimas de la banda terrorista, un acto que de forma itinerante viene repitiéndose desde hace décadas y cuya creciente intrascendencia pública -normalización, en el argot del Gobierno- revela la distorsión instrumental que sufre la memoria histórica y la progresiva marginación de quienes conservan intacto y activo el recuerdo del sacrificio de los cientos de asesinados por los encapuchados de ETA, los del

Jesús LilloJesús LilloRedactorJesús Lillo