Tribuna abierta

Claret, catalán universal

«Misionó durante su juventud su Cataluña natal, más tarde Canarias, después Cuba como arzobispo y, finalmente, España entera acompañando a la Reina Isabel II»

Actualizado:

Cada octubre la Iglesia celebra la fiesta de san Antonio María Claret (1807-1870), catalán de cuna y universal de espíritu. Recordar su figura es honrar su memoria y comprometerse con su legado. Se trata, en síntesis, de la biografía de una persona que transita al turbulento paso del siglo XIX de nuestra historia patria y que a nadie con quien se encontró dejó indiferente: «Calumniado y admirado, festejado y perseguido», afirmó de él Pío XII.

Escritor prolífico y predicador incansable, pudo misionar durante su juventud toda su Cataluña natal, más tarde Canarias, después Cuba como arzobispo y, finalmente, España entera acompañando a la Reina Isabel II. Fundó editoriales y academias, cajas de ahorros y bibliotecas populares, talleres en las cárceles