Postales

Chiquilladas

Tienen unos días para llegar a un acuerdo. O no llegar a ninguno, perdiéndolo todo todos

José María Carrascal
Actualizado:

Los aftershakes, sacudidas secundarias, del terremoto del 26-M empiezan a notarse y tienen casi tanta fuerza como la principal. Por lo pronto, Ciudadanos ha roto con Valls, a quien propició el aterrizaje en Barcelona, y Vox ha suspendido su negociación con el PP, que le ha ofrecido pista para ocupar Madrid. A esto le llamábamos «la venganza del chinito» en mi lejana juventud, cuando no teníamos ni la más remota idea de que China iba a convertirse en primera potencia mundial. Hoy lo llamaríamos venganza de los pequeños o pellizcos de monja, aunque pueden hacer daños mayores. Examinémoslos.

Lo de Ciudadanos es patético. Se olvidó de su feudo catalán, donde llegó a alcanzar la presidencia, que no ejerció, para conquistar

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal