¡Es China!

Nos resistimos a ver que el futuro regresa a donde siempre

Luis Ventoso
Actualizado:

Siento muchísimo que la multinacional estadounidense Alcoa cierre sus plantas de La Coruña, con 369 trabajadores, y Avilés, con 317. Setecientas personas con vidas estables pasarán al paro en poblaciones donde no abunda el empleo, y menos el industrial, en extinción.

A raíz del mazazo, muchos reparan, y con razón, en que las Administraciones intentaron comprar la voluntad de Alcoa con dinero público para que mantuviese sus plantas abiertas (se habla de 500 millones de euros de nuestros impuestos desde que en 2014 amagó por vez primera con el cierre). Pero el intento de pervertir la lógica del mercado metiendo la cuchara gubernamental suele resultar un parche ante la inexorable ley de la oferta y la demanda. No se está

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso