Va de chantajes

Las opciones que se apuntan han sido rechazadas, aparte de ser tan complicadas como peligrosas

José María Carrascal
Actualizado:

La política en nuestros días se ha convertido en una partida entre chantajistas, que ni siquiera lo disimulan. Chantajean los euroescépticos británicos a su primera ministra con la amenaza de dejarla caer si no logra de Bruselas mejores concesiones para el brexit, y ella les chantajea con la advertencia de que, como la dejen caer, van a cargar con el tremendo fardo de un brexit sin acuerdo. Al mismo tiempo, mrs. May chantajea a los europeos con que, de no darle más bazas, tendrán que vérselas con individuos muchos más duros que ella. Y Bruselas, a todo ello, diciendo que en el acuerdo ya alcanzado no se toca ni una letra. Las opciones que se apuntan -un nuevo referéndum, unas

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal