El canalla en libertad, Ordóñez en el cementerio

Álvaro Martínez
Actualizado:

Javier Ordóñez tenía catorce meses cuando Valentín Lasarte entró en el restaurante «La Cepa», en el casco viejo de San Sebastián, y le descerrajó un tiro en la cabeza a su padre, Gregorio Ordóñez. Por entonces, Mikel Albisu, apodado «Antza», ocupaba la dirección de la banda etarra, a la que había accedido tras la desarticulación de la cúpula que se escondía en Bidart... ¿Qué ha sido de ellos?

Han pasado 24 años de aquel asesinato y una de esas crueles casualidades de la vida (y de la muerte) quiso que Antza quedase ayer en libertad tras cumplir solo 14 años de prisión en Francia, una condena ridículamente corta si tenemos en cuenta que desde que él llegara a la dirección

Álvaro MartínezÁlvaro MartínezRedactor jefeÁlvaro Martínez