El camino hacia Belén es cuesta arriba

Juan Vicente Boo
Actualizado:

Celebrar la Navidad en Roma y cerca del Papa es una experiencia que dilata el corazón. La ciudad está más hermosa que nunca y la Misa del Gallo en la basílica de San Pedro tiene un sabor único, el de estar en el corazón palpitante de la cristiandad. Pero Francisco recordaba anoche, que Jesús nació en otro lugar, en Belén, «cuyo nombre significa “casa del pan”, y en esa casa convoca hoy el Señor a la humanidad».

Por desgracia, no es fácil celebrar allí la Navidad y, en una homilía muy intimista, el Papa afirmaba que «queremos ir a Belén» en un plano exclusivamente espiritual. Pero tampoco es fácil llegar desde un punto de vista emocional pues, según explicaba, «el

Juan Vicente BooJuan Vicente BooCorresponsalJuan Vicente Boo