Cambio de etapa

Esperemos que no se frustre como tantas otras anteriores

José María Carrascal
Actualizado:

«La naturaleza imita al arte», decía Oscar Wide. La política, diría hoy, imita a las series televisivas con el protagonista cliffhanger (colgado del precipicio) al final de cada episodio, para salvarse al comenzar el siguiente. Así hemos estado los españoles, con el corazón en un hilo, las últimas semanas, pendientes de si Andalucía seguía siendo el cortijo de un partido con las cotas más altas de paro, clientelismo y corrupción, o iniciaba una etapa que la pusiera al nivel que su extensión, población y creatividad de sus habitantes le corresponden. La portada de ayer de ABC fue la respuesta: Se acabó.

Se acabó, primero, porque lo quisieron los andaluces, que prefirieron el cambio al pesebre, lo que hay que agradecerles,

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal