Buenismo demente

Salvini ha sabido aprovechar la pulsión securitaria que para Freud es la base de toda psicología de masas

Juan Manuel de Prada
Actualizado:

La atroz muerte de la adolescente Desirée Mariottini nos invita a reflexionar sobre el espinoso asunto de la inmigración. Durante mi más reciente estancia en Italia, tuve ocasión de leer un artículo en La República del psicoanalista Massimo Recalcati, en el que se analizaban (sin la farfolla de tópicos al uso -que si fascista, que si populista, que si patatín, que si patatán- que emplean los botarates sistémicos) las razones del éxito de Matteo Salvini. «La política, lúcida y sin prejuicios, de Salvini -escribía Recalcati- ha conseguido transformar la Liga, antaño un movimiento popular vinculado a un territorio específico, en un auténtico partido nacional. (…) En términos psicoanalíticos, Salvini ha sabido aprovechar la pulsión securitaria que para Freud es la

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada