Bochorno en Davos

Sánchez, incapaz dereconocer a Guaidó frentea un dictador de libro

Luis Ventoso
Actualizado:

Es evidente. Si Maduro hubiese sido un dictador de derechas y si el presidente de un Parlamento legítimo se hubiese rebelado contra él, a los diez minutos Sánchez y sus ministros se romperían las manos aplaudiendo al luchador por la libertad. Los tertulianos zurdos jalearían la gesta. El paquidermo de la UE no tardaría en situarse firmemente con los demócratas. Pero resulta que Maduro es un dictador envuelto en la bandera comunista. Así que la condena de la izquierda a su figura se torna cautelosa, tibia (algunos, como los energúmenos Iglesias y Garzón, incluso defienden al tirano). ¿Por qué? Pues porque aunque el comunismo fue junto al nazismo la ideología más letal del siglo XX -de hecho mató a más

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso