Visto y no visto

Bloquismo

En el sistema mayoritario no hay «bloquismo» porque son los ciudadanos quienes deciden, aunque se corre el riesgo de que la gente vote lo que a uno no le gusta

Ignacio Ruiz-Quintano
Actualizado:

España no tenía un pensador político desde Donoso Cortés (el socialismo radical le parecía más admirable que la transigencia liberal porque «posee una teología»), y sale Felipe González, el abogado laboralista que llegó a presidente del gobierno, con el «bloquismo»: no confundir con «blanquismo», de Blanqui, el agitador que, según Tocqueville, parecía haber vivido en una cloaca («El Estado de derecho también se defiende en las cloacas», diría González).

-Los representados deben verse reflejados en sus representantes; cumplen su función cuando votan, y los representantes han de administrar ese voto para facilitar un Gobierno estable -explica González en La Toja, donde el Bilderberg del 89.

En los regímenes de consenso, el «bloquismo» sería una especie de «imposible» (para formar gobierno)

Ignacio Ruiz-QuintanoIgnacio Ruiz-QuintanoArticulista de OpiniónIgnacio Ruiz-Quintano