¿Por el bien de España... o de él?

Sánchez puede que logre sortear el trago y convertirse en presidente. Otra cosa será la gobernabilidad

Agustín Pery
Actualizado:

Escuchar a un candidato en una investidura pedir el voto o la abstención «por el bien de España» dice mucho de él y no necesariamente bueno. Podemos hablar de una calculada moderación o una exagerada hiperventilación. A nadie le vamos a descubrir a estas alturas que la política es un espectáculo, últimamente chusco, en el que los actores deben lograr engatusar al espectador. El protagonista principal de esta ópera bufa no lo está logrando. Quizá porque, asesorado por su estratega de cabecera, hoy tocaba ser el campeón de la moderación. La que no ha existido en sus meses de (des)gobierno.

Pero, ay, por ahí asoma la verdadera jaez del mal actor que es Pedro Sánchez. Le ha faltado decir que

Agustín PeryAgustín PeryDirector AdjuntoAgustín Pery