Bernotat mira a Florentino

POR CRESOLA energía está de moda. Si la semana pasada era Iberdrola la

POR CRESO
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

LA energía está de moda. Si la semana pasada era Iberdrola la protagonista, esta semana es ACS. Sí, una constructora, pero con claras intenciones de apostar fuerte por el sector energético español. La compañía que preside con mano firme Florentino Pérez ha presentado, una vez más, unos muy buenos resultados trimestrales. Y en todas sus áreas de negocio, pero con la particularidad de un aumento en la contribución a los mismos de su división de energía. Los expertos lo explican por el fuerte incremento de la contribución de su participación en Unión Fenosa, al margen de unos extraordinarios positivos por 528 millones de euros, entre ellos, la plusvalía de 424 millones por la venta de Continental Auto.

Precisamente por ello, el mercado está esperando un nuevo movimiento en este camino. Algunos ya barajan incluso un incremento en su participación en la eléctrica española hasta el 46%. Incluso le ponen plazo a la operación: antes de marzo de 2008, y tener ganado el terreno suficiente de cara a nuevos movimientos corporativos. Recuerden que la ley de opas aprobada durante el pasado mes de agosto permite al accionista adquirir hasta un 5% del capital al año sin superar el 49,9%, nivel que le obligaría a lanzar una oferta sobre el 100%. Según consta en los registros de la CNMV, ACS controla ya un 40,47% del capital de Fenosa.

No obstante, el mercado, que seguro que no le pillará con el paso cambiado si ACS vuelve a comprar acciones de la eléctrica, sigue haciendo cábalas sobre los posibles socios que buscará Florentino Pérez para implicarse más en el sector «de moda». Entre los más oídos, Wulf Bernotat, cabeza más que visible de E.ON, que sigue interesadísimo en el mercado español, ya sea por resentimiento de tiempos no tan pasados, como por el verdadero interés de crecimiento y expansión de su negocio en un mercado, el español, ansiado por muchos fuera de nuestras fronteras.

Tampoco debemos olvidar a otra de las empresas que siempre está en el centro del rumor cuando de Fenosa se trata: EDF. La francesa no oculta que necesita socio para su negocio de ciclo combinado, ya que requiere gas barato, precisamente un «bien» muy apreciado en la propia compañía española, que en los últimos años ha invertido gran parte de su tiempo y dinero en fomentarlo.

Sin embargo, no son todos los que están... Dicen las malas lenguas (¿o, buenas? según cómo se mire) que quien finalmente se llevará el gato al agua será Ignacio Sánchez Galán, que podría terminar haciendo lo obvio, que es merendarse a Unión Fenosa. ¿Por qué no? El famoso deseo de unos y otros sobre un campeón español, que sin lugar a dudas saldría de la unión de ambas eléctricas, con permiso de Joan Clos, actual ministro de Industria. Por ahora...

Y para reafirmarme más en mi teoría sobre lo de moda que está la energía, esta semana circularon rumores en el sector en torno a la primera compañía del «idem» en el país. Hablo de Repsol YPF. Me apuntan que la empresa estatal italiana de hidrocarburos ENI, tiene más que en estudio entrar en el capital de Repsol, pero no con la intención de «gestionar», sino de asesorar en la elaboración de planes estratégicos. Pero todo «de buen rollo», es decir, siempre y cuando estén de acuerdo los principales accionistas de la petrolera española. Como dato curioso, recordar que el rumor -¿antesala de la noticia?- se ha dado al mismo tiempo que Antonio Brufau, presidente de Repsol, anuncia haber preparado un nuevo plan estratégico hasta 2012, con suculentas inversiones y nuevas subidas del dividendo. ¿Casualidad?

Bankinter, ¿todo en casa?

También siguen las dudas en torno a Bankinter. La entidad que preside Pedro Guerrero se mantiene en boca de todos. Y en la mente de muchos, por qué no. Crédit Agricole ha movido ficha. Y dicen que seguirá moviendo alguna más... pero es que hay otros que están ahí, por si acaso. Como el segundo mayor accionista, Jaime Botín, que se ha apresurado a pedir al Banco de España que le permita llegar hasta el 29,99%, lo que igualaría el peso que Agricole quiere en Bankinter y desbarataría la hipótesis lanzada en días anteriores, de que el ex presidente de Bankinter querría vender al mejor postor. De hecho, dicen que podría tener la intención de hacerse con el 33% del banco y lanzar una opa sobre la totalidad si encuentra quien le respalde financieramente y frenar, sin más, el asalto de Crédit Agricole.

Pero, hay más. ¿Saben quién ha aparecido ahora entre las quinielas? Sí, claro, sigue el Sabadell de Josep Oliu, a pesar de que el propio presidente de la entidad catalana haya dicho que ahora ya se ha descartado. Nunca se sabe. En los últimos días suena con fuerza otro de los medianos de este país. Banesto. Al parecer, Ana Patricia Botín también se lo está pensando. Merrill Lynch, tradicionalmente cercano al Santander de Emilio Botín, ha hecho circular un informe en el que aplaudía una posible fusión entre Banesto y Bankinter. Ya saben, al final todo tiene un precio y si encima las cosas quedan en familia...

Hay un mensaje para ti

Mensaje al mercado. O eso es lo que piensan que ha pretendido dar Ricardo Fornesa, presidente de Criteria, con su última compra de acciones de la entidad. El empresario catalán ha incrementado su participación en la entidad un 0,003%, hasta el 0,009%, tras adquirir 94.000 títulos por un total de 470.940 euros, a un precio de 5,01 euros por acción. ¿El mensaje en concreto? Me lo explican. Fornesa lanza un mensaje de que la entidad está barata en estos momentos. De hecho, los inversores prevén que en los próximos meses la acción debería recuperar el terreno perdido desde su salida a Bolsa el pasado 10 de octubre, una vez comiencen a materializarse nuevas inversiones y dado el sesgo favorable de la mayoría de sus participadas.