La bazofia del (post) terrorismo nacional vasco

«A los afiliados a Etxerat que se quejan de recorrer miles de kilómetros para ir a las cárceles, les convendría recordar que hay miles de españoles que deben realizar otro viaje. El que les lleva a visitar los sepulcros de aquellos que sus parientes, terroristas de ETA, asesinaron»

Actualizado:

Se presenta Etxretat como una asociación de «familiares y allegados de presos, exiliados y deportados políticos (sic) vascos». (No hace falta señalar que siguiendo las normas habituales de la lingüística progresista de género, todos los sustantivos y adjetivos son también replicados en su versión femenina, para que no quepa ninguna duda de dónde la asociación se coloca. A tales efectos, y en aras de la brevedad, tales innecesarias duplicaciones son aquí suprimidas).

Acaba Etxerat de hacer público un comunicado en el que, en nombre de sus asociados, pide «disculpas» a las víctimas de otras acciones violentas con el ánimo, dice, de «empatizar» con su dolor y reconocer que no siempre han estado a la altura de tal loable deseo. Para

Javier RupérezJavier Rupérez