Una raya en el agua

La baronesa

Casado ha puesto su propio proyecto a prueba al convertir a Ayuso en la principal referencia de poder de la derecha

Ignacio Camacho
Actualizado:

Ahora que al fin es presidenta de Madrid, el gran baluarte simbólico del liberalismo español, a Isabel Díaz Ayuso le convendría contratar a un spin doctor, un gurú que, a la manera de Iván Redondo con Sánchez, le construya una imagen y le diseñe las líneas maestras de una estrategia. Y sobre todo, que le ayude a entender algo que nunca ha acabado de aceptar la derecha: que la comunicación política -y la política de comunicación- no consiste tanto en explicar las decisiones como en hacer que éstas comuniquen por sí mismas. Que sean ellas, más que las declaraciones y los discursos, las que sirvan de marco y eje de una narrativa. Eso es lo que va a necesitar para

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho