El «ballotage» en el trastero

Beneficien a la izquierda o a la derecha, las «coaliciones de perdedores» son una idea peor que la segunda vuelta

Ignacio Camacho
Actualizado:

Ahora que se aproximan las elecciones locales y territoriales, y que en Andalucía la derecha ha roto por imperativo de su electorado su propia regla, conviene recordar, eppur si muove, que las antes llamadas «coaliciones de perdedores» siguen siendo una mala idea. Al menos, una idea peor que la de la segunda vuelta, en la que los pactos se producen delante de las urnas, no detrás de ellas, y en la que los ciudadanos tienen la oportunidad de escoger con su voto entre las dos principales tendencias. Pero eso ya es una propuesta melancólica, condenada al trastero de las cosas viejas; nadie la va a echar de menos porque desde la moción de censura contra Rajoy ha quedado despenalizada políticamente

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho