Perfil del aire

Ballotage

Para limpiar el fango que traen los lodos del cambalache habría que pasar la fregona de la segunda vuelta

Francisco Robles
Actualizado:

La monarquía degenera en tiranía. La aristocracia, en oligarquía. La democracia, en demagogia. El banderillero de Belmonte, en gobernador civil. Y los pactos, en ese cambalache que se parece demasiado al chalaneo. Solo hay que darse un garbeo por la España de las autonomías, las diputaciones forales o tradicionales, los cabildos, las comarcas y los ayuntamientos para comprobarlo. Las administraciones se multiplican para acoger a tanto cesante que subsiste como una reliquia del XIX, aunque ahora no conspiren en los cafés, sino en los grupos de guasap. España es un mercadillo a cielo abierto y despacho cerrado, un rastro por el que se arrastran los que han sido arrastrados por las urnas y tienen que buscar acomodo en alguna covachuela.

Francisco RoblesFrancisco RoblesArticulista de OpiniónFrancisco Robles