Una raya en el agua

Azul

Con Fra Angelico floreció en la Toscana del Quattrocento la revolución estética que cambió la esencia del arte europeo

Ignacio Camacho
Actualizado:

Hace seiscientos años, en el primer tercio del Quattrocento, floreció en la Toscana un movimiento estético que iba a cambiar por completo la esencia del arte europeo. Más que de un estilo o de una corriente se trataba de un nuevo concepto, una mirada y una idea distintas del papel del hombre en el universo. Bajo el mecenazgo de Cosme de Médici, Cósimo il Vecchio, un grupo de pintores, escultores y arquitectos pusieron en Florencia las bases del mundo moderno. Es el momento en que Brunelleschi planifica la cúpula de Santa Maria del Fiore, en la que cuatro siglos después Stendhal se mareará de puro vértigo, mientras Ghiberti comienza a labrar los bronces prodigiosos de la puerta del Baptisterio y

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho