Aviones militares viejos

Actualizado:

He visto con triste sorpresa la noticia del piloto muerto en Badajoz. Fui alférez médico de complemento en la base de Talavera en el año 91. Durante los ocho meses de «mili» conviviendo con los pilotos en el pabellón de oficiales, pude comprobar que son gente hecha de una pasta especial, grandes profesionales con una actitud de abnegación ante hechos absolutamente intolerables, que me dejaban asombrado, pues en las charlas con ellos tarde o temprano salía a relucir el gran peligro que corrían pilotando esos aviones de entrenamiento que eran auténtica chatarra. Desgraciadamente tuve que comprobar la veracidad de estos comentarios, pues asistí a la muerte de un capitán instructor y un alférez alumno junto a la escuela de reactores en una de mis guardias. Compruebo que 12 años después los hechos se repiten. Los F-5 B Freedom Fighter y los F-4 Phantom eran los antiguos cazas del Ejército español que, en virtud del programa FACA del 86, iban a ser sustituidos por los nuevos F/A-18A Hornet. Al parecer, los más de 20 F-5-B de la Escuela de Reactores de Talavera la Real han quedado olvidados, pues puedo comprobar que, para desgracia de nuestros pilotos, siguen en servicio aviones que fueron, si mal no recuerdo, construidos por CASA, con motores y equipo electrónico importados de EE.UU., a mediados de los 60, entregándose el primer avión en el 68. Nuestros pilotos se entrenan con reactores que tienen más de 30 años de antigüedad si no me equivoco. No entro a valorar si los accidentes se debieron o no a fallo de los aviones, pero parecen demasiadas coincidencias. Vaya mi denuncia en apoyo de estas personas que entregan la vida por su país, aunque no sea en combate, sino por falta de interés de la Administración en renovar material obsoleto.

Fernando Ruiz.

Madrid.